Servicios

Noticentral

La Tuna y el aislamiento

John Alexander Londoño, director de la Tuna Unicentralista, narra cómo ha sido la experiencia de dirigir una agrupación musical en medio de la pandemia por el covid-19.

Tuna en casa
La Tuna ensayando desde casa.

 

–¡¡¡Imposible!!!–

Fue lo primero que vino a mi mente el día que nos enviaron a aislamiento obligatorio y debía encontrar la forma de hacer ensayos virtuales con la Tuna. Eso no tenía ni pies ni cabeza. ¿Cómo hacer un ensamble musical con los problemas de latencia que se producen en el entorno virtual? Hice varios intentos probando algunas técnicas para tratar de minimizar el impacto.

Primero, traté de trabajar con un metrónomo en una videoclase y que mis estudiantes interpretaran sus partes musicales, todos partiendo de la misma marcación. El resultado fue un fracaso, la latencia de cada uno era absolutamente diferente por razones de hardware y de conexión de cada uno. Eso estaban más allá de nuestras manos y me llevó a matarme la cabeza durante muchas horas de las primeras semanas. ¿Cómo hacer de manera exitosa un trabajo en el que la sincronía en el tiempo es fundamental?

Debo reconocer que becados, tunos y pardillos estuvieron ahí, respaldándome a cada momento, pero no fue nada fácil. Necesitaba que todos lograran estudiar con el mismo tempo y se dieran cuenta si lo que tocaban o cantaban estaba bien interpretado. Entonces, pensamos en hacer grabaciones en donde cada uno interpretara los temas desde su casa para luego colocarlas todas juntas y realizar un mini concierto virtual. Esto abría una puerta, una luz para poder desarrollar un trabajo musical de calidad a pesar de las circunstancias.

En medio de la situación, muchas instituciones que tenían festivales y certámenes de tunas programados se dieron cuenta de que no podrían llevarlos a cabo, por lo que decidieron hacer una propuesta virtual.

Dos certámenes diferentes y un festival parecían haber sincronizado sus relojes y lanzaron la propuesta el primer fin de semana santa. Curiosamente este tipo de eventos hacen que la tuna se mueva y se motive, por lo que hicimos los dos primeros intentos con dos formatos que pensamos en probar: en el primero, distintos miembros de la Tuna grabarían el tema que eligieran y el segundo, los becados (los más experimentados) grabaríamos un pasodoble icónico de agrupación.

Ese trabajo nos llevó toda la semana santa, entre el envío de los videos y la posterior edición. No nos fue mal, pero hubo algunos problemas de sincronización del sonido.

Esto nos llevó al siguiente reto: grabar con toda la Tuna los dos siguientes temas que debíamos entregar una semana después. Hicimos una grabación base de uno de los temas, sobre la que todos los demás debían grabar, y para el segundo tema, tomamos uno de los videos de nuestras presentaciones para que cada uno se grabara sobre este.

La experiencia fue bastante compleja, pues la inexperiencia de muchos de los chicos hizo que las grabaciones no sincronizaran entre sí, ni en lo instrumental ni en lo vocal. Eso conllevó un arduo trabajo al momento de editar los temas. Tuvimos que trabajar el audio por aparte del video para intentar arreglar la mayor parte de los errores que se presentaron. El video lo editó Pablito, el ángel que tenemos dentro de la Universidad. Al final pudimos tener los dos videos que fueron presentados dentro del Bacatá Fest, que se celebró el  9 y 10 de mayo.

Esta experiencia nos dejó un enorme aprendizaje, nos dimos cuenta de que somos capaces de adaptarnos, que si hay una motivación apropiada somos capaces de alcanzar lo que nos propongamos y que aún aquello que parece imposible se puede hacer posible con la voluntad, la constancia y la actitud que como Unicentralistas hemos aprendido.

Hoy nos encontramos haciendo el montaje de dos temas nuevos de alta dificultad, y aunque a veces parecen inalcanzables, sé que los vamos a lograr.

Este aislamiento nos ha hecho aprender de software de grabación, de escritura musical y de edición de video: nos ha mostrado la grandeza del ser humano en tiempos de dificultad.

Mira a continuación el cover "Mirame fijamente" que La Tuna grabó y editó en aislamiento, porque todos estamos ¡Comprometidos desde casa!

 

John Alexander Londoño
Director de la Tuna
Departamento Bienestar Institucional
Bogotá, D. C., 10 de junio de 2020
Imágenes: Cortesía John Alexander Londoño
Última actualización: 2020-06-16 07:11