Servicios
Universidad Central

Noticentral

Las TIC en los procesos tributarios

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están transformando el campo de las ciencias tributarias y simplificando sus procedimientos.

Las TIC en los procesos tributarios

El Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), en su publicación “Las TIC como Herramienta Estratégica para Potenciar la Eficiencia de las Administraciones Tributarias”, tiene una frase que bien vale la pena desagregar, sobre todo, en estos tiempos tan difíciles donde el estallido social exige la implementación de políticas públicas en diferentes ámbitos para cubrir sus necesidades.

“No existe política pública posible sin una fuerte política económica, no hay política económica sin una fuerte política fiscal, no hay política fiscal sin una fuerte administración tributaria.”

La frase nos lleva a concluir algo que es a simple vista evidente, ninguna de las políticas públicas (salud, educación, desarrollo agropecuario, mínimo vital, etc.) es posible de implementar sin que el Estado tenga una fuerte política económica, y en un estado impositivo, como lo es Colombia, el fortalecimiento de la economía va de la mano de una regla fiscal bastante fuerte. La deuda del país ha aumentado derivado de la volatilidad de los ingresos fiscales que generan baja calificación de riesgo y aumento de intereses en la deuda, razón por la cual, en el proyecto de Ley de Solidaridad Sostenible se contemplaba la redefinición de la Regla Fiscal, a través de la creación de un Comité Autónomo que presentara el marco fiscal a mediano plazo, indudablemente el proyecto de reforma tributaria que se está elaborando debe continuar con este firme propósito.

Con una política fiscal reformulada y acorde a las necesidades de sostenibilidad financiera, se debe fortalecer la administración tributaria, y es aquí donde las TIC cobran gran importancia. Los países con mayor ingreso tributario tienen un menor costo de recaudación con relación a los países de menor ingreso tributario, esto se debe en gran parte a la estructura de las administraciones tributarias. De acuerdo con la información del ISORA (International Survey on Revenue Administration), en los países de ingreso alto, por cada empleado de la administración tributaria se controla 1.3 contribuyentes, mientras que en los países de ingreso bajo, un empleado de la administración tributaria debe controlar 12,4 contribuyentes.

Con este panorama, lo que encontramos es que el número de empleados que cubren la población contribuyente es insuficiente y esto genera un alto nivel de informalidad, por ende el costo de recaudar es bastante alto. Algunos creen que la solución está en la ampliación de la planta de personal de la administración tributaria, pero eso no es cierto, por lo menos en los países con ingreso alto, la solución se ha encontrado en el uso de las TIC.

Las nuevas administraciones tributarias, con resultados positivos e incremento significativo en la obtención de recursos públicos han implementado estrategias derivadas del uso de las TIC en dos sentidos:

  1. Simplificando para el contribuyente la operación de presentar sus reportes y declaraciones a través de herramientas web, servicios en línea, declaraciones electrónicas, factura electrónica y APP Móvil.
  2. Minimizando los índices de evasión fiscal, lo cual es un resultado de la consolidación de las herramientas puestas a disposición del contribuyente en las que se encuentran tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial, el blockchain, el internet de las cosas y análisis de big data.

Colombia está ingresando a esta era. Es así como a través del Fondo DIAN se está realizando la reestructuración de la Administración Tributaria en diferentes campos. El más relevante es el relacionado con los sistemas de gestión tributaria y aduanera frente a los cuales la entidad ya ha publicado en su sitio web los documentos de referencia RFI, para que las personas observen las condiciones bajo las cuales se están diseñando estos nuevos sistemas tecnológicos.

La implementación de la factura electrónica no solo trae documentos electrónicos, sino que esos documentos tienen un objetivo claro y es abarcar los dos puntos mencionados anteriormente. ¿Cómo? Sencillo, en la medida en que el ecosistema de factura electrónica vaya incluyendo más información, los contribuyentes podrán tener a su disposición servicios digitales de manera simple, como son:

  • Declaraciones tributarias prellenadas.
  • Reportes de operaciones tributarias.
  • Devoluciones de saldos a favor automáticas.
  • Eliminación de la información exógena.

Lo anterior, sin contar otras herramientas que permitirán a los contribuyentes obtener recursos para cubrir su flujo de efectivo en los casos de ventas a plazos como lo es el factoring electrónico. En Colombia esta práctica se desarrollará a través de la plataforma Radian, los emisores de facturas podrán poner la factura electrónica en el mercado de valores para negociarla y obtener recursos de forma inmediata sin necesidad de esperar a que el cliente le realice el pago.

Todo esto lleva, evidentemente, a la formalización de las operaciones, y, en consecuencia, a la reducción de los niveles de evasión fiscal, donde el funcionario de la Administración Tributaria fiscalizará lo que debe auditar; esto, aplicando reportes originados por herramientas de análisis operacional e inteligencia artificial. Así se minimiza el costo de recaudación y se incrementa el ingreso fiscal del país.

La invitación a los que hacen parte de este campo tan hermoso de las ciencias tributarias es a que no se queden atrás y empiecen a mirar los enormes beneficios que traen las TIC en el campo tributario. Reenfoquemos nuestra forma de trabajar y generemos una sinergia que lleve al país a un uso eficiente de estas herramientas para lograr la reactivación económica, el crecimiento económico, y, a nivel individual, obtener un mejor nivel de vida gracias a la simplificación de los procedimientos tributarios.
Christian Junot Quiñonez Cortés
Profesor del Centro de Formación Ejecutiva de la U. Central
Bogotá, D. C., 22 de junio de 2021
Imágenes: Pixabay
Última actualización: 2021-10-06 13:55