Servicios

Noticentral

Estudiar en tiempos de crisis, un acierto

Germán Cruz Lasso, director de Educación Continua y Permanente de la UC, escribió para El Espectador sobre la crisis sanitaria como una oportunidad para reinventarse y brindar nuevas experiencias educativas. Léelo aquí.

Germán Cruz Lasso - Director de Educación Continua

 

Desde el lunes 16 de marzo, colegios y universidades del país anunciaron la suspensión de clases y actividades presenciales, para acatar las medidas de aislamiento preventivo y obligatorio tomadas por el Gobierno Nacional. En medio de la pandemia y con cuarentena obligatoria, la educación resiente el escenario tradicional que durante años le ha acompañado, la presencialidad.  

Universidades públicas y privadas, han tenido que adaptarse a un sistema educativo a distancia en tiempo record para garantizarles a sus estudiantes la continuidad de su formación. Pero ¿Por qué se debe propender por continuar educándonos en épocas críticas como la que vivimos? 

La educación y la formación continua tienen un espacio importante dentro de la crisis, pues mientras el tiempo se relentece, encontramos la oportunidad perfecta para invertir tiempo en nosotros mismos y adquirir nuevas habilidades, aprender un nuevo idioma, hacer ese curso de Excel que tanto hemos postergado y reinventarnos como seres humanos y como profesionales.

En otras palabras, se da un fenómeno de ralentización del crecimiento, y un congelamiento de las estrategias al interior de las compañías, y es ahí donde el aprovechamiento en la formación debe ser inminente, para fortalecer nuestras competencias y conocimientos técnicos. 

La esperanza en la vida, en el ser y en el hacer, después de que todo esto pase, nos da la motivación y la fuerza que genera acción; si bien por ahora es necesario permanecer en estado de confinamiento, sigue siendo el mejor momento para darle espacio a nuestra mente de recorrer nuevos campos, de llenarse de pensamientos positivos y enfocarse en aquello que podemos cambiar.

Seguimos apostando por la educación, porque sabemos que la crisis que vive el mundo actual, viene acompañada de introspección, porque creemos que adquirir nuevos conocimientos nos ayudará a afrontar mejor esta situación, a poner en práctica lo aprendido y finalmente estaremos más cerca de convertirnos en lo que siempre hemos querido. 

Ayudas tecnológicas al servicio de la educación

Hoy contamos con todas las ayudas tecnológicas, que nos permiten responder a esta coyuntura, brindando un acompañamiento sincrónico y logrando que el estudiante desarrolle habilidades de autoaprendizaje, asumiendo la responsabilidad de su proceso educativo con la misma rigurosidad de los programas presenciales.

Las universidades en este proceso de aceleramiento están dando todo de sí, para brindar experiencias educativas a los estudiantes y al sector empresarial y la Universidad Central no ha sido la excepción, hoy da soporte a 8.000 usuarios por día entre profesores y alumnos en las diferentes plataformas tecnológicas, dando alcance a los programas de pregrado, postgrado y educación continua.

A lo largo de los años la experiencia nos ha permitido ver las crisis como oportunidades, y es que es claro que ningún ser humano es el mismo después de experimentar un momento de turbulencia, ya que nos dan el espacio necesario para replantear nuestra vida, nuestros proyectos, nos permite reinventarnos y empezar de nuevo, es por esto, que el compromiso de la academia de llevar la educación a todos los estudiantes durante y después de esta pandemia va más allá de la barrera del espacio y el miedo, porque puede convertirse en la oportunidad para cambiar el rumbo de nuestro destino y el de nuestra vida profesional. 

Lee aquí la columna de El Espectador.

Germán Cruz Lasso
Director de Educación Continua y Permanente
Bogotá, D. C., 06 de abril de 2020
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones
Última actualización:2020-05-05 22:02