Servicios

Noticentral

Medidas de bioseguridad para peatones

Jainet Bernal Orozco, docente del Dpto. de Ingeniería Industrial, presenta algunas recomendaciones para promover hábitos que permitan un mejor tráfico peatonal en las ciudades y prevenir la propagación del covid-19.

medidas de bioseguridad para peatones

 

Los habitantess de Bogotá y de otras ciudades en el mundo debemos modificar o aprender nuevos hábitos y comportamientos en nuestro diario vivir para protegernos y proteger a los demás, tomando medidas que reduzcan la propagación del covid-19.

Una de las nuevas rutinas es la forma en que los peatones transitan y se movilizan al interior de edificaciones y en el espacio público. Empezaré por señalar algunos aspectos a tener en cuenta durante el andar por aceras, parques, zonas comunes y, en general, por el espacio público.

Cuando se piensa en la forma en la que se mueve el tránsito vehicular se observan carriles señalizados para avanzar en un solo sentido, y medidas como guardar una distancia prudente con los demás vehículos, usar el carril derecho para bajas velocidades y el izquierdo para velocidades mayores, así mismo, debemos extender estas normas para nuestro tránsito peatonal.

Al respecto, y de manera similar, se hablaría de aceras para caminar en un solo sentido, de esta manera, en determinada avenida una de las aceras sería usada para andar en un sentido y la otra acera para caminar en la otra dirección, de la siguiente manera

  • En avenidas con tres o menos carriles, y con un solo sentido, para el tránsito vehicular, la caminata de peatones en la acera adyacente al carril de bajas velocidades vehiculares se hará en el sentido en el que avanzan los vehículos, y en la acera adyacente al carril para mayores velocidades vehiculares, la caminata de los peatones se dará en sentido contrario al flujo vehicular.
     
  • En avenidas con tres o menos carriles, y con doble sentido para el tránsito vehicular, la caminata se llevará a cabo en el sentido en el que avanza el flujo vehicular por el carril adyacente a la acera.
  • Para avenidas con cuatro o más carriles vehiculares, los peatones caminarán en doble sentido por cada una de las aceras adyacentes a la avenida, pero siempre conservando su derecha y guardando la distancia mínima recomendada.

Lo anterior, debido a que este tipo de avenidas regularmente tienen cruces peatonales más distantes a los de las avenidas anteriormente mencionadas, lo cual implica un mayor incremento en la distancia de recorrido para peatones que deban ir a pocos metros, pero en dirección contraria al sentido de la caminata en esa acera.

Es evidente que esto puede sonar extraño, pero es una medida que ayudaría a guardar el distanciamiento social al caminar. Del mismo modo, en cada acera las personas que avanzan a un menor ritmo, irían por la parte derecha, y quienes caminan a mayores velocidades por la parte izquierda de la misma acera.

Obviamente, en aceras angostas, puentes peatonales y lugares estrechos para el tránsito peatonal, se debe hacer uso de la paciencia, prudencia y cultura ciudadana, para caminar a la velocidad de la persona que va adelante, y adelantarla, siempre y cuando esto no represente riesgo de tropiezo con quienes vienen en sentido contrario, ni para la persona que va frente de uno.

También, durante nuestro andar por la ciudad, es importante evitar al máximo coger las barandas, postes, paraderos, señales, semáforos y demás mobiliario urbano que no cuenta con una desinfección frecuente.

En los cruces peatonales y esquinas conservar la derecha, y claro, todo esto, sumado al buen uso de los elementos de protección personal y recomendaciones de bioseguridad ya divulgadas por entidades gubernamentales y por la comunidad médica y científica.

No se trata de generar pánico en nuestro andar, todo lo contrario, el propósito es promover hábitos que propendan por el bienestar de todos, y de esta manera, caminar más, aprovechando el mejoramiento en la calidad del aire que han tenido las ciudades, y con esto, el aumento de la actividad física.

Ahora, al interior de edificaciones, se replican algunas de las medidas mencionadas como guardar la distancia, conservar la derecha en el andar, tener precaución al adelantar al que va adelante y evitar coger barandas y elementos de mayor uso del tráfico peatonal.

A estas medidas se suma el uso de ascensores solo para aquellas personas que por condiciones físicas o de salud lo requieran, y cuando sea necesario por el elevado número de pisos a subir o descender, usarlo guardando la distancia; si esto implica que máximo dos personas pueden ir al interior del ascensor, debemos llenarnos de paciencia y convivencia ciudadana, así esto implique un mayor tiempo en nuestros desplazamientos.

Ahora que inicie la reapertura de centros comerciales y locales (con un aforo máximo de 30% de su capacidad), estos deben contar con una señalización de corresponsabilidad, que propenda por la bioseguridad de todos, mediante la cual se indique el sentido para el tránsito peatonal, así como, medidas complementarias para la manipulación de productos, máquinas para el uso y pago del parqueadero, baños, escaleras eléctricas y demás infraestructura de tránsito y manipulación frecuente por parte de ciudadanos.

Estas son algunas medidas que como sociedad podemos incorporar para nuestro tránsito peatonal, pues si todos colaboramos, ponemos de nuestra parte y somos solidarios con el cuidado, disminuimos la posibilidad de tener que usar medidas de confinamiento para reducir el contagio.

Jainet Bernal Orozco
Docente del Dpto. de Ingeniería Industrial
Bogotá, D. C., 1 de julio de 2020
Imágenes: Foto de Personas creado por prostooleh - www.freepik.es
Última actualización:2020-07-01 10:30