Servicios

Noticentral

10 cosas que hacíamos antes de Internet

Esta tecnología llegó hace más de 30 años para revolucionar la forma en que vivimos e interactuamos, pero te has preguntado ¿cómo era la vida antes de Internet?

antes de internet

 

Tal vez es difícil imaginar el mundo antes de tenerlo todo a un clic de distancia, pero las generaciones que crecimos siendo testigos de la evolución de internet recordamos aquellas épocas en las que enciclopedias y el diccionario eran nuestros mejores aliados a la hora de hacer la tarea y esperábamos cada fin de semana para robarnos la sección de acertijos, cómics y crucigramas del periódico para saber las respuestas del domingo anterior.

Queremos hacer un viaje en el tiempo y recordar 10 cosas que hacíamos antes de Internet, la revista Muy Interesante publicó un artículo en el que nos recuerda una serie de actividades que de seguro nuestros hermanos mayores, padres o abuelos hacían con frecuencia.

Y tú ¿recuerdas alguna?

1. Crear listas de música físicamente

Crear una lista de reproducción de canciones es bastante sencillo de hacer en estos días. Incluso puedes encontrarte listas ya hechas en aplicaciones como Spotify que se adecuen a tus gustos. Sin embargo, antes de la llegada de la red Internet había que hacerlo a mano, físicamente. Era necesario poseer una cinta de casete en blanco que normalmente contaba con hasta 45 minutos en cada lado (lado A y lado B), así como una platina de casete doble o una grabadora y/o un reproductor de CD para crear una cinta o lista de mezclas. No había nada más detallista que alguien te regalara una lista de canciones hecha expresamente para ti.

2. Utilizar los anuncios clasificados para encontrar trabajo

Antes de que existiera Linkedin, el Empleo.com o Computrabajo las personas solían buscar trabajo en el periódico local o nacional. Escanear las páginas de clasificados buscando la oferta deseada y acabar arrancando ese pedazo de papel de la oferta, era lo más habitual antes de Internet. Incluso los había que buscaban trabajo en los carteles situados en la carretera u obteniendo referencias de amigos.

3. Salir de casa para socializar

Mucho antes de que pudiéramos utilizar herramientas como Youtube, Instagram, WhatsApp o Twitter, era necesario salir de casa para poder conocer a gente. Era imperativo. Si no salías de casa no tenías la oportunidad de toparte con gente nueva ya fuese al ir al cine, alquilar una película al videoclub o comprar un disco de música (preferentemente en vinilo) en tu tienda de música preferida.

4. Ir a la biblioteca a consultar libros

Los estudiantes de la era antes de Internet no tenían otra herramienta de consulta que acudir a la biblioteca más cercana para consultar libros y diccionarios. Mención especial merece Encarta, la primera enciclopedia de Microsoft que digitalizó el conocimiento humano. Se lanzó en 1993 y con ella se formó y creció toda una generación. La aparición de la Wikipedia, entre otras cosas, motivó su desaparición definitiva en 2009. Google no se fundó hasta 1998; antes de eso, todo el mundo tenía que buscar manualmente información en los libros. Eran “tiempos oscuros” en los que realmente necesitábamos buscar y leer pormenorizadamente para encontrar la información deseada.

5. Compartir fotos de comida

Ahora es de lo más habitual en las redes sociales pero, antes de Internet, las únicas personas que hacían fotografías de comida/alimentos eran los fotógrafos gastronómicos a quienes pagaban por realizar estas fotos. ¡Nadie hacía fotos de la comida!

6. Llevar un mapa de carretera

 Antes de la existencia del GPS o Google Maps, encontrar el camino desde el punto A al punto B significaba tener que confiar en un mapa físico que habitualmente guardábamos en la guantera del vehículo o en el bolso, si íbamos andando. Perderse un poco entraba dentro de lo razonable y no nos urgía llegar con celeridad a un lugar concreto. Otra de las tareas más complicadas respecto a los mapas, era volver a doblarlos adecuadamente.

7. No había Spoilers de películas

La programación de televisión y de cine era muy diferente antes de Internet, pero aun así, no había que preocuparse por si alguien acababa haciendo “spoiler” o dañando el final de una serie de televisión o de una película, ya que no existían ni las redes sociales ni Internet en las que volcar tales contenidos.

8. Ver solo un episodio cada vez

Las maratones de series no existían. Para ver tu serie o programa favorito tenías que estar en el sofá a la hora a la que se emitía, porque no podías ni programar su grabación ni verlo posteriormente a la hora que quisieras. Lo que significaba que solía reunirse toda la familia a la vez en el sofá para ver la tele. No podías ver varios capítulos seguidos, puesto que solo se emitía un episodio cada vez.

9. Encontrar pareja

Antes de la aparición de Tinder, Happn y las mil y una aplicaciones para citas o encontrar pareja que existen en la actualidad, había que armarse de valor y preguntar directamente a la persona que nos interesaba si quería salir a tomar algo. Los más creativos pedían a sus mejores amigos o amigas que realizaran este prolegómeno y los más tímidos escribían una especie de cuestionario divertido para comprobar si la respuesta era “sí”. El juego de las citas nunca ha sido el mismo desde Internet.

10. Usar la guía telefónica

Antes, cuando necesitabas un fontanero, electricista o incluso querías pedir una pizza a domicilio, buscabas en el mamotreto que suponía la guía telefónica o las “páginas amarillas” para encontrar estos números de teléfono y llamar para solicitar el servicio en particular. Estas enormes guías en las que se empleaba una barbaridad de papel, son ahora una reliquia de coleccionista, pero antes de la red no había otra manera de encontrar números de personas y empresas.

 
Dayanna Cabezas
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 10 de julio de 2020
Imágenes: Foto de Fondo creado por freepik - www.freepik.es
Última actualización: 2020-07-10 08:30