Servicios

Noticentral

Las bebidas energizantes y sus efectos en la salud

Sin el manejo adecuado el consumo de estos productos, que proporcionan una sensación de mayor vitalidad y energía, puede generar daños en la salud de quienes lo consuman.

Bebidas Energéticas

 

Desde hace dos décadas aproximadamente, estas bebidas se han hecho muy populares debido a sus efectos estimulantes, a su facilidad de acceso, a la desinformación que existe sobre sus efectos en la salud y a la amplia publicidad de la cual gozan sin restricción.

Están clasificadas como alimentos, por eso, se encuentran fácilmente en los supermercados y tiendas al lado de bebidas hidratantes, refrescos y gaseosas. Tampoco son medicamentos y mucho menos suplementos nutricionales. Están constituidas, generalmente, por componentes con concentraciones altas de metilxantinas (cafeína, teobromina, teofilina), Vitaminas (C y del complejo B); carbohidratos (glucosa, sacarosa, maltodextrina, galactosa y sucrosa), extractos de hierbas con propiedades estimulantes (Ginseng, Guaraná, Hierba de San Juan, Yerba Mate, Ginkobiloba), aminoácidos (Taurina, Carnitina), conservantes y colorantes.

La suma de los componentes mencionados supone un riesgo para la salud y su combinación hacen que no sean inocuas, por lo que su consumo no se aconseja y está prohibido en mujeres embarazadas, lactantes y niños.

Dentro de los posibles efectos secundarios y adversos en la salud, se citan los más comunes:

•Ser muy adictivas.
•Tener efectos cardiovasculares de leves a graves (aumento de la tensión arterial, arritmias, infartos)
•Producir hiperactividad, síndrome de abstinencia, irritabilidad, ansiedad, insomnio y sueño no reparador
Deshidratar por tener efecto diurético, por lo cual en los deportistas no es recomendable.
•Ocasionar síntomas gastrointestinales como indigestión, reflujo gastroesofágico, aumento en el número de deposiciones, náuseas y vómito.
•Desencadenar crisis convulsivas.
•Su alto contenido de carbohidratos puede producir alteraciones en los niveles de azúcar en la sangre, empeorar una diabetes o aumentar el peso.

Es usual que hoy en día que se mezclen estas bebidas con licor y con sustancias psicoactivas, lo cual aumenta la probabilidad de empeorar los efectos secundarios de cada una de estas sustancias o de cada uno de los componentes.

Definitivamente hay maneras más sanas de mejorar la atención, la concentración, la memoria, recargar baterías y mejorar el rendimiento físico e intelectual sin poner en juego la salud.

Eso sí quienes consumen estos productos hacen una gran labor, ayudan a que estas industrian prosperen a costa de su salud.
 

Luis Enrique Ardila
Coordinador Médico
Departamento de Bienestar Institucional
Bogotá, D. C., 18 de agosto de 2020
Imágenes: Foto de Breakingpic en Pexels
Última actualización: 2020-08-18 14:42