Servicios

Noticentral

Cómo vencer el miedo a estudiar una carrera de artes

Si tiene dudas sobre estudiar o no una carrera de artes, aquí le dejamos los testimonios de personas que han decido combinar su pasión con su profesión.

Taller de Ópera de la UC en una de las funciones de la ópera infantil El gato con botas. Foto: eltiempo.com
Taller de Ópera de la UC en una de las funciones de la ópera infantil El gato con botas. Foto: eltiempo.com

 

La decisión de qué carrera estudiar empieza a rondar nuestra cabeza cuando vamos a culminar la educación secundaria, y aunque muchos ya tienen trazado un plan de vida, para una gran parte de los jóvenes esta es una decisión que causa temor, desacierto e incluso estrés.

Estudiar una carrera en lo que nos gusta y nos apasiona no debería ser un privilegio que pocas personas tienen, lo ideal sería saber enfrentar interrogantes previos a esta decisión que nos hacen dudar como ¿será la carrera adecuada? ¿tendré un futuro asegurado?, pero, como no hay una respuesta contundente y del todo tranquilizadora, por miedo al fracaso decidimos escoger una opción más acorde con el mercado laboral.

“La satisfacción de estudiar la carrera que a uno le gusta, y el placer de hacerlo todos los días, es la mejor decisión que una persona puede tomar”, manifiesta el maestro Jorge Plata, director del Dpto. de Arte Dramático.

Estudiar una carrera artística nos ayuda a desarrollar la vocación que, sabemos, hace parte de nosotros, por eso es importante evaluar nuestras fortalezas, aptitudes y competencias, ya que son las que nos guiarán en el camino de la profesión que escojamos.

Juan Díaz de Corcuera, docente de la Maestría de Estudios Musicales de la Universidad Central, nos cuenta que “el requisito indispensable para decidir estudiar una carrera, y en especial una artística, es sentir pasión por su vocación. Aunque, en efecto, debe haber talento, el trabajo y la disciplina son la clave para potenciar su profesión y cerciorarse de que se tomó la decisión correcta”.

Algunos de los estudiantes y egresados de las carreras artísticas de la Universidad Central nos cuentan cómo llegaron a su actual quehacer profesional.

 

Julián Cabrales
Egresado de Arte Dramático

Empecé a estudiar Comercio Exterior por mis papás y un día decidí tomar un taller de cámara. Aunque ya tenía inclinaciones hacia el arte y el teatro desde el colegio, desde ese taller decidí irme por la carrera artística, decisión que mis papás apoyaron.

Yo creo que el arte transforma vidas. Descubrí mi vocación desde hace mucho, en parte, por herencia de mi padre y porque él me incentivó a involucrarme en esta labor. En un momento tuve problemas y el teatro apareció como una flor de loto, me salvó, así me di cuenta de que podía ayudar a los demás también, razón por la cual, decidí dedicarle mi vida al arte.

 

Lorena Moros
Estudiante de Estudios Musicales

Siempre he creído que uno debe hacer lo que lo haga feliz a pesar de lo que piensen los demás. Mucha gente me cuestionó cuando decidí que quería ser músico, pero estaba más que segura de que eso era lo que quería hacer.

A pesar de ser una profesión, la música es más una vocación, y lo supe desde niña. Me gustaba mucho cantar, por esta razón, cuando tuve 10 años empecé a estudiar en una fundación. Esa fue la época más feliz para mí, por lo que después de un tiempo, me di cuenta de que quería hacer música por el resto de mi vida.

 

Jenifer Ramírez
Egresada de Cine

Siempre estuve ligada al arte. Desde muy pequeña hice teatro combinado con danza, aunque en un punto de mi vida me fui alejando, añorando regresar, finalmente, mi mamá y el pensum de la carrera de Cine me convencieron de seguir este camino.

Escoger una carrera artística me dio la oportunidad de contar historias, de conectar a la gente con emociones y sentimientos. La libertad de expresarse desde cualquiera de las áreas que conforman el cine —sea la escritura, la dirección, la fotografía, el arte o la producción—, da la posibilidad de aportar a que una historia se consolide y llegue a una pantalla en cualquier lugar o espacio.

Como vencer el miedo de estudiar una carrera de artes

 

“A quien tiene la vocación y el compromiso, una carrera de artes le ofrece la satisfacción de poderse expresar, manifestar su esencia, su ser y su personalidad como en ninguna otra profesión. Por eso es importante que se cuestionen todo el tiempo y que aprendan a sensibilizar todos sus sentidos, para adquirir la capacidad de percibir la realidad y poderla expresar”, afirma el maestro Plata.

 

Brian Gelvez
Egresado de Creación Literaria

Encontré mi identidad al juzgarme más emocional que racional y al reflexionar acerca de mis gustos personales y pasiones. Mi ritual de iniciación hacia la adultez fue desapegarme de las necesidades, los deseos y los sueños de los demás para enfocarme en los míos, siempre pensando en contribuir a la sociedad, ayudándole a recordar y encontrar su alma, pues ese es el trabajo de todo artista.

Pienso que ser artista es afrontar el abismo como oportunidad, es hacer de la incertidumbre posibilidad y compañera. Es escoger todos los caminos y ninguno a la vez. Es llenarse la vida de paradojas, contradicciones, exageraciones y ficción. Es lanzarse a la infinita posibilidad de ser y contar, experimentar y vivir esa multiplicidad de existencias mediante la palabra escrita y leída.

 

Gindrid Archila Vanegas
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 1 de febrero de 2019
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones
Última actualización: 2019-06-11 12:33