Servicios
Universidad Central

Noticentral

Aleyda Gutiérrez Mavesoy, directora de la Escuela de Artes

Liderar una reforma curricular que fortalezca el desarrollo de las competencias disciplinares, humanísticas, estéticas y blandas de los unicentralistas es uno de los desafíos de la profesora Gutiérrez.

Aleyda Gutiérrez, directora de la Escuela de Artes

 

Te puede interesar: ¡Nos transformamos para ti!
 

Noticentral: Asumir este cargo trae consigo varios desafíos, ¿cuál será el principal reto de su gestión?

Aleyda Gutiérrez Mavesoy: Cada arte ofrece un camino y, al mismo tiempo, una apertura a todo el arte; por eso, en la Universidad Central hemos preferido denominar a nuestro espacio Escuela de Artes. Aunque no lo parezca, no es tan sencillo reunir cuatro disciplinas distintas con perspectivas diferenciadas sobre el quehacer, los productos artísticos y los procesos de formación. Al mismo tiempo, esta diversidad es la que hace de la Escuela de Artes una oportunidad única para el encuentro transdisciplinar. De ahí que, descubrir los lazos que nos conectan, los intereses que nos mueven y los saberes que nos llevan a hacer comunidad sean los retos más importantes para afrontar esta nueva organización de la Universidad.

Cada uno de nuestros programas de Artes cuenta con un amplio reconocimiento en el medio y nuestros proyectos artísticos así lo demuestran: el Taller de ópera, el Cineclub, la gira de Arte Dramático, el TEUC, la Cátedra Gabriel García Márquez; las agrupaciones musicales de cámara y populares, el Festival de cine, los diferentes montajes de teatro, la lectio final de la Maestría en Creación Literaria, el semillero Escrituras desde el cuerpo y la lista es aún más larga. Justamente, porque nuestro esfuerzo está encaminado a que los estudiantes entren en contacto directo con la producción de la obra artística y los procesos de creación. Así que el reto es grande, pero, recojo la bandera de un equipo de trabajo que ha dejado muy en alto el nombre de la Universidad Central.
 

NC.: ¿Cómo se logrará la articulación de los saberes de las disciplinas de esta escuela para dirigir el desarrollo de estudiantes y docentes hacia la interdisciplinariedad? Háblenos, por favor, de algunos de los proyectos en los que se enfocará la escuela para contribuir a la flexibilidad curricular, garantizar el seguimiento y apoyo académico a los programas, mejorar la eficiencia administrativa y la cultura del servicio al estudiante, etc.

AGM.: En primer lugar, existe un proyecto de reforma curricular que lleva a todos los programas a replantearse el plan de estudios y encaminarlo hacia un modelo de unidad basado en la actualización del concepto de educación integral. Lo que se busca, con ello, es brindar a los estudiantes el desarrollo de las competencias disciplinares; pero, también las humanísticas, estéticas y blandas. De este modo, se espera que los estudiantes cuenten con las herramientas necesarias, tanto de la disciplina, como de otros saberes transversales para desempeñarse en el ámbito laboral actual. Este hecho lleva a que pensemos en nuestros planes de estudio desde la sombrilla de la Escuela como campo ampliado de conocimiento.

La interrelación nos permite mantener la flexibilidad curricular que nos caracteriza, con respeto a la singularidad de cada uno de nuestros programas y la visión ampliada de la interdisciplinariedad que el campo de las artes proporciona.

En segundo lugar, gracias a esta nueva organización, podemos pensarnos como comunidad y no sólo como disciplinas artísticas aisladas. Nuestras preocupaciones sobre la creación, los procesos de producción de la obra artística y la formación en nuestro campo han venido madurándose en cada uno de los programas; ahora es el tiempo de reunirnos para seguir creciendo, juntos y juntas somos más fuertes.

En tercer lugar, el hecho de que nuestros programas estén enfocados en los procesos artísticos implica que la atención esté siempre centrada en el estudiante. Para que un o una estudiante domine una técnica, una herramienta, un recurso, el profesor o profesora necesita estar en contacto permanente con él o ella para corregir el movimiento, adecuar la postura, editar el color o la luz, señalar el verso o frase que no funciona. Eso sólo es posible hacerlo estudiante por estudiante. De este modo, los avances, estancamientos o transformaciones de los procesos académicos de cada uno o una, se van revelando de manera permanente, sesión tras sesión.

Finalmente, en cuanto a los procesos académicos y administrativos. La Secretaría de Profesores centraliza la atención y el servicio de las necesidades, dudas, planes docentes y requerimientos de los profesores. La Secretaría Académica lo hará con respecto a los estudiantes y los programas desde el punto de vista curricular y académico. De esta manera, facilitamos la comprensión e intervención de cada miembro de la comunidad y desde el exterior en las actividades de la Escuela.
 

NC.: ¿Cuál es la ventaja de que todos los programas se centralicen en una sola escuela?

AGM.: Como lo hemos venido mencionando, juntos y juntas somos más fuertes. Este es un tiempo difícil para la educación superior y especialmente para las artes. No se trata solamente de este tiempo de pandemia, sino de la necesidad de transformar la universidad para que esté más cercana a las necesidades de las nuevas generaciones, sin renunciar al deber ser de todo programa universitario, la formación del pensamiento crítico, y en ello, la sensibilidad estética juega un papel importante. Si logramos hacer comunidad en la Escuela de Artes, nos enriqueceremos y ensancharemos nuestras prácticas hacia caminos reales de interacción, interdisciplinariedad y transversalidad.
 

NC.: Envíe un mensaje a los estudiantes y docentes que hacen parte de esta escuela.

AGM.: El artista plástico, escritor, músico y productor, Bob y Roberta Smith, en una de sus instalaciones afirma: “Todas las Escuelas deberían ser Escuelas de arte” y yo estoy convencida de que una mayor educación en apreciación y creación artística potenciaría la educación básica, secundaría y superior; porque el ejercicio constante de la imaginación creadora nos mueve a separarnos rápido de lo real inmediato hacia lo real posible; los hechos son hechos nos dice la lógica común, la mirada estética ramifica los hechos hasta encontrar salidas posibles, alternativas nuevas, puertas de solución, ahí en donde los hechos se quedan cortos. Educarse en Artes, entonces, ha sido nuestra elección y nuestra vocación de vida para entrar al mundo desde el jardín de los senderos que se bifurcan. La Escuela de Artes se propone acompañar a profesoras y profesores, estudiantes y comunidad toda en este viaje por la Universidad.
 

NC.: Por favor, compártanos un breve perfil sobre su formación y experiencia laboral.

AGM.: Posdoctorado en Letras Modernas de la Universidad de Sao Paulo (2019), Doctora en Letras de la misma Universidad de Sao Paulo (2014), directora del Departamento de Creación Literaria de la Universidad Central (2019). Los campos de investigación en los que me he centrado son tres. El primero enfocado a los estudios del lenguaje en el desarrollo de los procesos de lectura y escritura desde una perspectiva transdisciplinar. El segundo, la historia de la narrativa contemporánea, a partir del análisis de obras de escritores colombianos y de América Latina contemporáneos; en relación con ello, un campo en el que he concentrado mis esfuerzos es el estudio de las obras escritas por mujeres. El tercer campo, es el de estudios sobre la creación literaria como disciplina y no sólo como objeto de los Estudios literarios.

Gracias a ello, formé parte del equipo que elaboró los documentos necesarios para el Registro Calificado de los programas de Especialización en Creación Narrativa, del Pregrado en Creación Literaria y del programa de Maestría en Creación Literaria. Entre algunas publicaciones se encuentran los artículos: “Por qué leer El hostigante Verano de los dioses de Fanny Buitrago”, “Más acá del lirismo, más allá de la narración: Pavana del ángel de Roberto Burgos Cantor”, “Escribir el Caribe fuera de los límites de Macondo”, “La imagen poética desde “Lo de dentro y lo de fuera” de Gastón Bachelard”, “Machismo se escribe con M de mujer: la parodia como gesto de autora en la obra de Fanny Buitrago” y está en edición el libro de ensayos Fin de siglo XX: escritura y novela en Colombia.

De interés: Bibiana Alvarado, directora de la Escuela de Estudios Transversales

 

 

Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 21 de octubre de 2020
Imágenes: Cortesía de la profesora Bibiana Alvarado.
Última actualización: 2020-10-21 13:12