Servicios

¿Qué es el Régimen Simple?

Conozca cuáles son las finalidades, beneficios, modos de acceso, tarifas y otros aspectos de este nuevo modelo de tributación. 

Régimen Simple

 

La Ley 1943 del 28 de diciembre 2018, también llamada Ley de Financiamiento, trae múltiples retos para los diferentes actores de la economía nacional. En su contenido se plantea la creación de un Régimen de Tributación Simple, un elemento de estudio para las organizaciones, las entidades de supervisión y control, los empresarios y la academia.  

Erick Behar, decano de la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables (FCAEC) de la Universidad Central, lideró la opinión en el evento ¿Quieres aprender sobre el nuevo Régimen Simple? 

La conferencia contó con la participación de representantes de VISA y Lisandro Junco, director de Gestión de Ingresos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), quien fue el encargado de presentar los nuevos componentes de Simple.


Objetivos

“Una de las finalidades del nuevo Régimen Simple es reducir los cargos formales y sustanciales de los contribuyentes”, destacó Junco, haciendo referencia a las transformaciones que la DIAN quiere implemetar para convertir a los contribuyentes en su prioridad.

Facilitar el cumplimiento de la obligación tributaria e impulsar la formalización son otros de los objetivos que definen a Simple; con el fin de evitar el auge de la informalidad y disminuir la evasión de impuestos.

Precisamente, para la Comisión de Expertos Tributarios, la evasión de renta se encuentra estimada en 1,7 % del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que la evasión del IVA está entre 1,2 % y 3,6 %.

Behar reconoció la importancia de esta nueva estrategia implementada, sobretodo si influyen en las Cajas de Compensación, pues la gran mayoría de los emprendedores fundadores de empresas las ven como una carga y la DIAN no lograba, hasta ahora, la forma de captar esos recursos.

Con Simple, la DIAN busca convencer a los creadores de empresas a unirse a su nuevo modelo de tributación, para reducir los porcentajes de informalidad que inundan las administraciones de las compañías.

“De cada cuatro empresas, una es formal”, aseguró Junco. Un dato que deja mal posicionado el manejo de los impuestos en Colombia.

¿Quiénes pueden acceder?

Para ser parte de las ventajas que otorga el Régimen Simple, el beneficiario debe pertenecer a uno de los siguientes cuatro grupos:

* Mercados o minimercados, peluquerías, tiendas pequeñas, entre otros.
* Servicios técnicos y mecánicos, electricistas, albañiles, talleres, compañías de construcción, entre otros.
* Abogados, científicos y servicios de profesionales laborales.
* Expendio de comidas, bebidas y transporte.

A este nuevo modelo podrán acceder personas naturales o jurídicas. “Aquellos individuos que tengan una actividad empresarial, es decir, que tengan empleados y den salarios, y aquellos que no hayan evadido impuestos hasta la fecha de apertura del nuevo Régimen Simple, podrán beneficiarse de este mecanismo tributario”, declaró Junco.


¿Quiénes no pueden acceder?

Aquellos individuos o colectivos que no pueden beneficiarse del Simple son las personas naturales o jurídicas extranjeras, además, aquellas que estén dedicadas al microcrédito, gestión de activos (ingresos pasivos que representen un 20 % o más), sociedades que sean entidades financieras y servicios de asesoría financiera.

Finalmente, Behar menciona, “cuando se hace una buena política pública, las reglas no se deben cambiar, sin embargo, afortunadamente, aún quedan funcionarios que creen en la transformación del estado”.

En conclusión, el beneficio por excelencia del Régimen Simple de tributación es sustituir el impuesto a la renta. Además, si el contribuyente se acoge al Simple,pagaría 86,4 % menos de lo que tributan por Régimen Ordinario. 

Fuente: Daniel Felipe Gómez Ceballos

 

 

Nicolás Céspedes Rodríguez
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 28 de mayo de 2019
Imágenes: Departamento de Contaduría Pública
Última actualización: 2019-06-11 15:15