Servicios

Noticentral

Las patentes: claves para la innovación, la investigación y el desarrollo

<p class="lead">Aunque suelen asociarse a inventores geniales o a multinacionales tecnológicas, las patentes pueden llegar a concernirnos directamente. Este artículo revela por qué.<em><br /></em></p>
<div><img src="/sites/default/files/images/noticentral/2017-1/05-31-2017-interna-ingeniero-jorge-mejia.jpg" alt="05 31 2017 interna ingeniero jorge mejia" class="centrar_caja img-responsive" /></div>
<p>&nbsp;</p>
<p>Es posible que muy pocos integrantes de la UC estén enterados de que esta tiene&nbsp;patentes registradas; quizás muchos menos sepan que hay estudiantes unicentralistas que buscan patentar innovaciones o desarrollos tecnológicos, o que la Universidad cuenta con un proyecto para crear una dependencia especializada en materia de patentes: el Centro de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI).</p>
<h4>¿Qué es el CATI?</h4>
<p>Según el ingeniero Jorge Enrique Mejía, docente-investigador y actual coordinador&nbsp;del CATI, este&nbsp;es un proyecto que se viene desarrollando a partir de una iniciativa de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y de la Superintendencia de Industria y Comercio&nbsp;(SIC)</p>
<p>“Es como una oficina de patentes que trabaja en la Universidad en representación de la Superintendencia de Industria y Comercio, y tiene como fin prestar apoyo&nbsp;para asesorar&nbsp;en temas de propiedad intelectual relacionados con invenciones e innovaciones científicas y tecnológicas. Sin embargo, hay que decir que esta iniciativa se desarrolla en varias organizaciones e instituciones educativas, como la Universidad del Rosario, la Universidad de los Andes, la Universidad del Bosque, la Universidad de la Sabana, la Universidad Javeriana, etc.”, aclara.</p>
<p class="destacado">“Cualquier docente o estudiante puede convertir sus ideas, proyectos, trabajos de grado, etcétera, en una invención o una innovación útil para la sociedad. El hecho de patentar esos desarrollos certifica que esas personas son sus creadores, y el derecho a ser reconocidos como tales se conserva de por vida”, agrega.</p>
<h4>¿Cómo nació el CATI?</h4>
<p>Como parte de sus estudios de doctorado, el ingeniero Mejía se dedicó a&nbsp;descubrir&nbsp;patrones de innovación en redes longitudinales de citación de&nbsp;patentes en países emergentes como Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Suráfrica y su eventual impacto en el mundo. Esto, unido a su larga experiencia en la UC (donde trabaja desde hace más de 17 años y en la que ha liderado importantes proyectos como la creación de la carrera de Ingeniería Industrial), lo llevó a plantear la creación del CATI.</p>
<p>Mejía comenzó a trabajar en el tema de patentes&nbsp;gracias a la iniciativa del&nbsp;profesor Omar Rodríguez, pionero de esta materia en la Universidad, y quien tuvo que esperar catorce años&nbsp;para ver su desarrollo tecnológico convertido en una patente. Más tarde,&nbsp;en el 2016, la Universidad participó en una convocatoria de Colciencias&nbsp;y Connect Bogotá, denominada ‘Brigadas de patentes’. En dicha convocatoria, la&nbsp;Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas, por intermedio del&nbsp;Centro para la Innovación y la Investigación&nbsp;(CIFI),&nbsp;ha presentado&nbsp;&nbsp;nueve&nbsp;desarrollos tecnológicos susceptibles de ser patentados&nbsp;y 6 de ellos, están en estudio por parte de la SIC.</p>
<h4>Las seis tecnologías que están siendo estudiadas en estos momentos han sido desarrolladas por los siguientes profesores:&nbsp;</h4>
<ul>
<li>Pedro Luis González del Departamento de Ingeniería Electrónica (1)</li>
<li>Nubia Aguilar y Juan Sebastián Rubiano del Departamento de Ingeniería Electrónica y la empresa Kuspyde, de un egresado. (1)</li>
<li>Cristian Díaz con los estudiantes Diego Neira, Angela Viviana Puentes y Laura Gineth Molano Del Departamento de Ingeniería Ambiental(1) y otra de manera individual (1)</li>
<li>William Moscoso y los estudiantes Walter Javier Marín Delgado,&nbsp;Julián Andrés García Maca,&nbsp;Jorge Andrés Neira Tafur del Departamento de Ingeniería Electrónica (1)</li>
<li>María Angélica Ramírez del Departamento de Ingeniería Mecánica(1) &nbsp;</li>
</ul>
<h4>¿Cómo se tramita una patente?</h4>
<h4>El trámite de una patente es un proceso bastante complejo. A grandes rasgos, implica las siguientes etapas:</h4>
<ul>
<li>Planteamiento de la problemática que se busca resolver con la invención o innovación propuesta.</li>
<li>Investigación de antecedentes, fase en la que se indaga si en el mundo ya se ha creado y patentado un invento o desarrollo parecido.</li>
<li>Elaboración de un documento donde se explica en detalle en qué consiste el invento, cómo funciona y cómo está conformado. En este documento también se deja constancia de que la persona que lo presente es el inventor del desarrollo.</li>
<li>Etapa de revisión técnica y jurídica del documento por parte de oficinas de abogados especializados en propiedad intelectual y expertos en ingeniería.</li>
<li>Una vez surtido el paso anterior, el documento se presenta a la Superintendencia de Industria y Comercio, donde se evalúa de forma y de fondo; este es un trámite que fácilmente se puede demorar un año.</li>
</ul>
<h4>Con el CATI se pretende prestar asesoría en estos trámites, en coordinación con el CIFI.</h4>
<p>“Inicialmente, estas dos dependencias apoyarán el proceso de patente de los productos de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Básicas; sin embargo, existen otras facultades y departamentos donde se pueden realizar desarrollos o proyectos que requieran patente, y desde el CIFI y el CATI vamos a canalizar todo lo que se realice en la Universidad en esta materia. Obviamente, en algún punto la Oficina Jurídica de la Universidad intervendrá para revisar los contratos y demás documentos legales”, dice Mejía.</p>
<h4>Beneficios que trae el CATI para la UC</h4>
<p>Según Mejía, “con este proyecto, la Universidad gana visibilidad, prestigio y representatividad en materia de gestión del conocimiento y de la innovación. Obtener una patente es un esfuerzo enorme, que implica muchos años de dedicación&nbsp;de los investigadores e importantes inversiones por parte de la Universidad. Finalmente, las patentes terminan por convertirse en un activo de la Institución, pues se pueden comercializar o ceder a terceros para su explotación, lo que&nbsp;puede&nbsp;producir &nbsp;beneficios económicos”.</p>
<p>&nbsp;</p>
<h6>Gloria Yineth Perilla Enciso<strong><br /></strong>Coordinación de Comunicaciones&nbsp;<br />Bogotá, D.C., 2 de junio de 2017<br />Imágenes Dpto. de Comunicación y Publicaciones</h6><!--break-->

Última actualización: 2017-06-02 22:56