Coordinación de Control Interno


Por su naturaleza, la labor de la Coordinación de Control Interno abarca las siguientes áreas de acción generales:

  1. Control de la gestión global de la Universidad.
  2. Control de gestión del sistema académico.
  3. Control de gestión del sistema financiero y de la planta física.
  4. Control de gestión de los recursos humanos.

La Coordinación de Control Interno es una unidad que presta asesoría en la implementación, el mantenimiento y el mejoramiento de procesos que aseguren un ambiente adecuado de control, para garantizar un mayor nivel de confianza y valor agregado a la Universidad.

La Coordinación de Control Interno fomentará la cultura de autocontrol y se habrá consolidado, como una unidad de apoyo de la Vicerrectoría Administrativa y Financiera, en procura de un mejoramiento continuo que contribuya al logro de los objetivos institucionales.

  • Contribuir al cumplimiento de la misión de la Universidad, informando sobre el desarrollo y mejoramiento de la gestión.
  • Promover y difundir la cultura de autocontrol y calidad en la Universidad.
  • Ayudar a proteger los recursos de la Universidad, buscando su adecuada administración ante posibles riesgos.
  • Adelantar las coordinaciones necesarias para que todas las actividades y los recursos de la Universidad estén dirigidos al cumplimiento de sus objetivos.
  • Asesorar en el diseño, la aplicación y la evaluación de los procedimientos, conjuntamente con las diferentes dependencias de la Universidad, y proponer recomendaciones para optimizar la calidad y eficacia de ellos.
  • Evaluar el logro de los objetivos y metas que se hayan fijado en los planes y programas trazados por la Universidad.
  • Garantizar que el sistema de control interno disponga de sus propios mecanismos de verificación y evaluación.
  • Participar de manera proactiva en el mejoramiento de los procesos y procedimientos, con el fin de probar la efectividad de dichos controles en forma selectiva.
  • Lograr una mayor participación de cada uno de los funcionarios en los procesos de mejora, inculcando una cultura del autocontrol.
  • Agilizar los procesos en un entorno cambiante, maximizando la eficiencia y eficacia de la información y concentrándose en el manejo institucional, las normas éticas y el control interno continuo.
  • Comunicar oportunamente las recomendaciones de control interno pertinentes cuando se detecten riesgos que puedan impedir el logro de los objetivos estratégicos.

Al día con la academia