Acreditación Institucional
Acreditación Institucional ¿Qué es la acreditación? Modelo de autoevaluación Autoevaluación institucional Videos y galerías
banner acreditacion tec 03

El primer paso a dar por las IES o los programas académicos que quieran obtener la acreditación de alta calidad es poner de manifiesto esa voluntad mediante una comunicación oficial del representante legal de la institución (generalmente el rector) dirigida al Consejo Nacional de Acreditación (CNA). En esta comunicación se debe incluir un informe sobre las condiciones iniciales de la IES en los ámbitos normativo, académico y administrativo, las cuales son verificadas por el CNA mediante visita a la institución. Si el informe y la visita permiten concluir que esta cuenta con las condiciones para emprender la evaluación con fines de acreditación con probabilidades de éxito, el CNA dará su visto bueno para la continuidad del proceso, el cual se seguirá desarrollando en tres fases, que se describen a continuación.

  • Fase 1: autoevaluación institucional. La IES a acreditar realiza un análisis detallado de sus fortalezas y debilidades con la participación activa de todos sus estamentos (estudiantes, docentes, directivos, personal administrativo, egresados, empleadores y representantes de sectores productivos de la sociedad vinculados a la IES). Como resultado de dicho análisis se elabora un informe de autoevaluación con fines de acreditación que debe ser remitido al CNA.
  • Fase 2: evaluación externa. El CNA designa a unos pares evaluadores (personas vinculadas a la academia con una trayectoria distinguida), quienes son encargados de realizar una visita a la institución, mediante la cual verifican la existencia de las características de alta calidad y emiten un concepto sobre esta. Los pares entregan un informe al CNA.
  • Fase 3: evaluación síntesis o final. El CNA emite un concepto final sobre la calidad de la Universidad con base en los insumos derivados de las fases anteriores. Si dicho concepto es favorable, le recomienda al MEN la acreditación. Así, el proceso culmina cuando el MEN expide la resolución de acreditación por un periodo de entre cuatro y diez años.

Cumplida la vigencia de la acreditación, se debe efectuar nuevamente un proceso de autoevaluación, que dé cuenta de las acciones emprendidas durante el periodo de vigencia de la acreditación, para mantener las fortalezas, subsanar las debilidades y así renovar la acreditación.

Al día con la academia