Servicios

Prohibida la ignorancia, corto ganador de “Yo puedo ser”

Los ganadores son Shelcy Mendoza, Karen Contreras, Ivonne Bisbal y Jeffrey Puerto, del Instituto Técnico Internacional, de la localidad de Fontibón.

imagen festival Yo puedo ser

 

Prohibida la ignorancia es el nombre del cortometraje que resultó ser ganador del Primer Festival de Cortometrajes “Yo puedo ser” en la categoría Premio especial del jurado.

Se trata del trabajo realizado por Shelcy Mendoza, Karen Contreras, Ivonne Bisbal y Jeffrey Puerto, estudiantes del Instituto Técnico Internacional.

“Nuestro cortometraje se trata de una niña que pelea con un monstruo que se alimenta de la ignorancia. Ella se dedica a leer todas las noches y a responder de la mejor manera en sus estudios, logrando así, vencer al monstruo y convertir al mundo en un mejor lugar para vivir”, aseguró Shelcy Mendoza, guionista del proyecto ganador.

Vea aquí, el cortometraje ganador.

Los triunfadores recibieron por parte de la Universidad Central, una beca para cursar el primer semestre de la carrera que deseen.

“Recibimos muy felices este premio y gracias a Dios resultamos elegidos y nos sentimos muy felices”, aseguró Mendoza.

Frente al premio se mostró emocionada, pues está segura que la formación académica que ofrece la Institución le permitirá cumplir con sus sueños, “quiero estudiar Arte Dramático porque ya he tenido un proceso con la actuación y sé que tengo las habilidades y las competencias para hacerlo, y que en la Universidad las voy a mejorar. Estar en un escenario es algo que me gusta y que me apasiona mucho”.

Además, señaló que para mantener la beca que le otorga la Institución se esforzará por tener el promedio académico muy alto.

Primer Festival de Cortometrajes “Yo puedo ser”

Esta primera edición del festival fue organizada por la Secretaría de Educación del Distrito y fue dirigido a estudiantes de grados 10. ° y 11. ° de los colegios distritales.

Asimismo, los inscritos a este certamen participaron en el seminario de Técnicas Audiovisuales Básicas, realizado por el Departamento de Cine de la Universidad y que les brindó las herramientas necesarias para la realización del producto final que cada estudiante postuló al festival.

Julián Lugo, director de la Dirección de Relaciones Interinstitucionales indicó que una vez terminada esta primera edición, el balance es positivo en términos de proyección e interacción social.

“Logramos beneficiar a cuatro estudiantes que van a obtener una beca, pero más allá de eso, la Universidad tuvo visibilidad en cerca de 380 colegios del Distrito. Hubo un taller muy bueno de cine que permitió la interacción con más de 800 estudiantes, potenciales aspirantes a nuestro programa de Cine; además, fue la oportunidad perfecta para que estos jóvenes conocieran el impacto que tenemos en en el centro de la ciudad con la recuperación de los teatros de la calle 22, señaló.

De igual forma y debido al éxito obtenido durante esta primera edición, indicó que no descarta la posibilidad de que la Universidad sea de nuevo una aliada estratégico durante el segundo festival.

“De este gran proyecto nos queda una gran experiencia y es ver todo el potencial que se está desarrollando en los colegios del Distrito y cómo siendo una universidad privada, más allá de la labor de mercadeo, tenemos una labor social jóvenes que son trasformadores de la sociedad”.

Por su parte, otras instituciones aliadas al proyecto otorgaron entre sus premios bicicletas, bonos y tabletas, entre otros.

 

Paula Andrea Barrero
Coordinación de Comunicaciones
Bogotá, D. C., 15 de noviembre de 2018
Imágenes: cortesía Secretaría de Educación del Distrito

 

Última actualización: 2018-11-29 12:39