Servicios

Unidad de Diseño, Innovación y Tecnología promueve apoyo a emprendedores

Diseñar, implementar e innovar en herramientas tecnológicas son algunos de los servicios que la DIT ofrece a universidades y empresas colombianas.

Equipo de trabajo de la DIT

 

En una excelente herramienta de trabajo se ha convertido la Unidad de Diseño, Innovación e Integración de Tecnología de la Universidad Central (DIT), para aquellos emprendedores que, en la actualidad, no cuentan con un departamento de desarrollo tecnológico para la implementación de nuevos productos que aporten a sus procesos productivos.

La DIT, adscrita al Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes (NBIC), es la encargada de diseñar, implementar e innovar las herramientas tecnológicas que requieren los grupos de investigación, tanto de la Universidad Central como de otras instituciones y empresas del país.

En la actualidad, esta unidad trabaja en el desarrollo de uno de los módulos del sistema de alimentación ininterrumpida (UPS), de Carlos Ochoa S.A.S, empresa nacional del sector eléctrico, encargada del diseño, fabricación y comercialización de soluciones en energía.

Desde hace 30 años, Carlos Ochoa S.A.S, fabrica UPS para el mercado en Colombia, y cuando conoció los recursos físicos, tecnológicos y humanos con los que cuenta la unidad encontró en este centro de desarrollo tecnológico la respuesta a sus necesidades.

De acuerdo con Javier Casas Salgado, coordinador de la DIT, los pequeños y medianos empresarios han encontrado en la UC un aliado estratégico para el desarrollo de sus proyectos.

“La DIT está brindando un amplio respaldo al desarrollo de productos a empresas que carecen de un departamento tecnológico, mejorando su competitividad en el mercado nacional e internacional”.

También precisó que este modelo implementado por la Institución se utiliza ampliamente en Europa y en Estados Unidos, donde las empresas pequeñas no tienen por qué hacer su desarrollo tecnológico; simplemente se acercan a las universidades y solicitan su ayuda, para que, a través de sus centros de investigación, les sean realizados los diseños que requieren sus productos.

Desarrollo global

La acogida de este modelo entre el grupo de emprendedores del país no solo ha sido amplia, sino que les ha permitido a las pymes hacer una inversión de capital en la contratación externa del desarrollo tecnológico que, en últimas, redunda en ganancias para la empresa, por cuanto la inversión para el funcionamiento de una unidad de estas características está por encima de los 100 millones de pesos.

En su primera fase, la DIT enfocó el trabajo requerido por la empresa Carlos Ochoa S.A.S en el desarrollo y el diseño de un módulo corrector de factor de potencia de 3KVA, necesario para que el manejo de la cantidad de potencia que recibe el equipo electrónico o eléctrico de la red sea muy parecido a la que entrega la UPS a los equipos que está alimentando.

“Lo que se busca es que el uso de la potencia sea eficiente. Cuando la potencia que se recibe de la red no se aprovecha correctamente, el equipo está usando capacidad de la red eléctrica en potencia que no va a ser utilizada, factor que no resulta ser óptimo, pues implica que este estaría aparentemente consumiendo más de la potencia requerida para su correcto funcionamiento. Ese es el caso particular de esta empresa con sus UPS”, precisó el ingeniero Casas.

En la actualidad, el equipo humano y tecnológico de la DIT trabaja en las labores de diseño y simulaciones del desarrollo de un prototipo conceptual para dar inicio al montaje, con las cuales se busca comprobar que el funcionamiento del desarrollo tecnológico realizado para las UPS satisfaga los requerimientos de funcionamiento e identificar posibles debilidades en su operación.

Además, otro factor que resulta ser muy importante para la empresa Carlos Ochoa SAS, es la necesidad de mejorar su competitividad con otras marcas, hecho que se puede dar, gracias a que, con este nuevo módulo dentro de las UPS, se puede obtener una certificación UL. La certificación UL es emitida por Underwriters Laboratories para aquellos productos que cumplen con los estándares de seguridad y calidad en sus servicios, lo que los hace altamente competitivos para su libre circulación en los mercados nacionales e internacionales.

Por su prestigio, las certificaciones UL, de carácter voluntario, se han convertido en necesarias para muchos productos eléctricos y electrónicos, generando confianza y tranquilidad para el consumidor final.

Para el ingeniero Javier Casas este es un factor limitante, toda vez que la empresa no puede competir en algunas licitaciones nacionales y mucho menos en internacionales al no cumplir con estas especificaciones particulares exigidas por el mercado y los gobiernos, lo que, a su vez, ocasiona que disminuyan las ventas.

A parte de este caso de éxito, la Unidad de Diseño, Innovación e Integración de Tecnología cuenta dentro de sus logros con dos patentes en curso, el desarrollo de tres registros de software y doce prototipos tecnológicos.

El potencial humano y tecnológico con el que cuenta este centro de asesoría, trabaja día a día con el criterio de dar una solución oportuna a las empresas que tengan identificadas una necesidad de mercado o un reto de innovación que requieran enfrentar, con el fin de incrementar su productividad y competitividad.

La UC le apuesta a la innovación como estrategia de crecimiento y desarrollo empresarial. Es por ello que pone a disposición de todas las empresas y grupos emprendedores su Unidad de Diseño, Innovación e Integración de Tecnología (DIT) y el Clúster de Investigación en Ciencias y Tecnologías Convergentes (NBIC), para acompañar y brindar beneficios enfocados al desarrollo de procesos tecnológicos que aporten en el progreso del país.

Erika Cabrera Jerónimo
Corresponsal Coordinación de Extensión
Bogotá, D. C., 14 de noviembre de 2018
Imágenes: Departamento de Comunicación y Publicaciones
Última actualización: 2018-11-19 11:37